Langosta Voladora - Plaguicidas.

Plaguicidas.info

A
A
A

Langosta Voladora

Una plaga ancestral

Desde hace siglos la langosta ha causado graves daños en la agricultura. No por casualidad es nombrada en la Biblia como una de las siete plagas de Egipto con las que Dios castiga a los hombres, anunciando que “comerá asimismo todo árbol que os fructifica en el campo”.

Cuando se unen millones de langostas, pueden llegar a formar enjambres de hasta 100 km de longitud y 10 km de ancho

Con el término “langosta” se denomina a ciertos insectos migratorios que se desplazan en grupo en busca de alimento. De entre casi 5.000 especies de langosta, destaca la “Schistocerca cancellata”, conocida como Langosta Voladora, responsable de la destrucción total de grandes y diversos cultivos en América Latina. Algunos países han declarado a la langosta como plaga nacional, ejemplo, México en 1924-1926 y Centro América en 1955.

Más recientemente, en 2015 se registraron ataques importantes de la Langosta Voladora en Argentina. Principalmente las condiciones climáticas determinaron en ese país una explosión de la plaga que afectó a más de 700 mil hectáreas ubicadas entre Santiago del Estero, Tucumán y Catamarca. El área de origen de explosiones demográficas se extendió desde el centro-sudeste de Catamarca y La Rioja, este de San Juan, norte de San Luis y Córdoba y Sudoeste de Santiago del Estero (Waloff y Pedgley 1986; Hunter y Consenzo, 1990).

La Langosta Voladora puede causar daños en todos los estadios de su crecimiento, gracias a su poderoso aparato bucal masticador y su capacidad de recorrer largas distancias desplazándose en enjambres. Cuando se unen millones de langostas, pueden llegar a formar enjambres de hasta 100 km de longitud y 10 km de ancho. Con tantas habilidades, este insecto es capaz de atacar muchos tipos de cultivos, especialmente los de soja, maíz, girasol y sorgo.

Para el control y manejo de la Langosta Voladora se utilizan principalmente dos métodos que hacen parte del manejo integrado de plagas:

Monitoreo. Se realiza para determinar la presencia del insecto y tomar medidas a tiempo. El momento más oportuno de control es cuando la langosta está estadio ninfal I o II, para evitar que los insectos alcancen la adultez y levanten vuelo.

Control químico. Es implementado con el fin de bajar la densidad de poblaciones de langostas. Se suelen utilizar insecticidas de aplicación terrestre, aunque no se descartan aplicaciones aéreas en casos de grandes enjambres.

Un efectivo control ayuda a ponerle freno a esta plaga ancestral y garantizar a la población la seguridad alimentaria.

infografia-Langosta

 

Para conocer más acerca de la langosta voladora visite:

http://www.croplifela.org/es/proteccion-de-cultivos/plaga-del-mes/especial-schistocerca-cancellata-langosta-voladora.html